Cómo evitar una lesión en el tendón de Aquiles

El tendón de Aquiles es un tendón que une el músculo de la pantorrilla al hueso del talón. La posición del tendón en el cuerpo lo somete a mucha tensión, especialmente durante el ejercicio. Debido a esta tensión, el tendón de Aquiles tiende a lesionarse fácilmente, especialmente en aquellos con problemas preexistentes en los pies o en aquellos que hacen ejercicio vigorosamente de forma regular. Para ayudar a prevenir las lesiones del tendón de Aquiles, asegúrese de estirar las piernas con regularidad, use los zapatos adecuados para la actividad, alterne entre ejercicios de alto y bajo impacto y busque ayuda médica desde el principio.



Método 1 de 3: Reducir las lesiones en la vida diaria

  1. 1 Mantener un peso saludable. El peso adicional agrega tensión a los tendones de Aquiles y puede contribuir a lesiones graves. La dieta y el ejercicio adecuados pueden ayudar a evitar el peso no deseado y permitirle menos estrés y una mayor flexibilidad mientras hace ejercicio y durante sus actividades diarias.
    • Intente realizar al menos 30 minutos de actividad cardiovascular de impacto moderado durante al menos cinco días a la semana para ayudar a mantener un cuerpo sano. Las actividades pueden incluir correr, caminar, nadar, cursos de entrenamiento físico o cualquier cosa que eleve su frecuencia cardíaca.
    • Practique el control de las porciones y lleve una dieta equilibrada que se centre principalmente en verduras y frutas, con un énfasis secundario en las proteínas como las carnes o las proteínas vegetales. Trate de mantener los carbohidratos simples y los azúcares refinados al mínimo para mantener un peso saludable.
  2. 2 Practica estiramientos diarios. Si tiene las pantorrillas apretadas, es más probable que desarrolle una lesión como la tendinitis de Aquiles. Por eso es importante asegurarse de estirar con regularidad tanto la pantorrilla como los músculos aductores. Incluso en los días en los que elija no hacer ejercicio, dedique unos minutos a estirar estas áreas.
    • Una práctica diaria de yoga con un enfoque en las piernas puede ayudarlo a mantener estas áreas estiradas, incluso si solo se realiza durante unos minutos al día.
    • Intente pararse con un pie contra la pared con el talón en el piso. Luego, incline las caderas hacia adelante contra la pared para estirar las pantorrillas.
    • También puede estirar la pantorrilla extendiendo las piernas alternativamente, ya sea tomando una postura similar a una estocada o estirándose hacia adelante por la pierna y hacia los dedos de los pies mientras está sentado.
    • Estire los aductores, o la parte interna de los muslos, colocando ambas piernas hacia afuera y separándolas una de la otra. Doble las caderas hacia adelante y empuje las manos por las piernas hasta donde se sienta cómodo. Tome algunas respiraciones profundas antes de soltar.
  3. 3 Protege tus pies. Si encuentra que es más propenso a la tensión o resistencia en el tendón de Aquiles, pruebe con una almohadilla protectora para el talón o un inserto ortopédico especialmente diseñado para aliviar la tensión en el tendón de Aquiles. Por lo general, estos se pueden encontrar en tiendas de calzado especializadas, tiendas de deportes y algunas droguerías o farmacias.
    • Estos aparatos ortopédicos se pueden usar a diario o simplemente cuando hace ejercicio, según sus necesidades personales.
    • Los zapatos completos también están disponibles para apoyar el área de Aquiles si encuentra que desea soporte y durabilidad diarios.
    • Aquellos con problemas preexistentes en el arco y el talón tienen más probabilidades de tener problemas en el tendón de Aquiles y pueden encontrar que las ortesis son una medida preventiva útil en la vida diaria.
    Anuncio

Método 2 de 3: Prevención de lesiones durante el ejercicio

  1. 1 Evalúe qué ejercicios pueden causar lesiones. Cualquier ejercicio que involucre sus piernas y pies puede causar una lesión en el tendón de Aquiles, incluso caminar; sin embargo, es más probable que los ejercicios que se realizan en exceso o que ejercen una gran tensión en el área del tobillo causen lesiones.
    • Los corredores son especialmente propensos a sufrir lesiones en el tendón de Aquiles. Para ayudar a prevenir lesiones al correr, asegúrese de tener zapatos adecuados y alterne entre carreras largas e intensas y trotes más modestos a lo largo de su rutina.
    • Las personas que practican cross-fit también son muy propensas a sufrir lesiones en el tendón de Aquiles. Limitar la cantidad de rutinas de cross-fit que realiza semanalmente a alrededor de tres y alternar ejercicios de bajo impacto en los días sin cross-fit puede ayudar a prevenir algunas lesiones en el área.
    • Todo lo que implique una gran cantidad de saltos, como el entrenamiento en trampolín o el baloncesto, también puede provocar lesiones en el tendón de Aquiles. Elegir el calzado adecuado para estas actividades es fundamental, al igual que alternar entre los ejercicios de salto pesado y uno de bajo impacto.
  2. 2 Use zapatos adecuados. Usar los zapatos adecuados para el ejercicio es importante no solo para asegurarse de aprovechar al máximo su ejercicio, sino también para asegurarse de evitar lesiones a usted mismo. Algo como un zapato para correr no proporciona ninguna estabilidad lateral para los ejercicios de entrenamiento cruzado, mientras que los entrenadores cruzados pueden no tener el acolchado delantero de un zapato para correr adecuado.
    • Puede ser beneficioso que un médico deportivo o un fisioterapeuta examinen su alimentación y su marcha. Pueden ayudarlo a elegir un zapato que le brindará el apoyo adecuado para su pie en particular y el tipo de actividad en la que planea participar.
    • Los zapatos que no le quedan bien, ya sean demasiado grandes o demasiado pequeños, pueden provocar lesiones rápidamente. Para asegurarse de que sus zapatos le queden bien, pruébelos al final del día. Dado que sus pies están más hinchados, eso ayudará a garantizar que sus zapatos sean cómodos durante todo el día.
    • Intente equiparse con un par de zapatos deportivos que satisfagan las necesidades de diferentes ejercicios. Si le gusta correr y entrenar con pesas, por ejemplo, intente encontrar un par de zapatillas para correr duraderas, así como un par de zapatillas de entrenamiento con un buen agarre en la suela.
  3. 3 Calienta estirándote. Ayude a mantener sus músculos sueltos durante el ejercicio estirándose antes de comenzar. Dedique unos cinco minutos a estirar las pantorrillas y los muslos, o camine a paso rápido para activar los músculos antes de hacer ejercicio.
    • Intente estirarse de pie, como estirarse hacia los dedos de los pies o hacer estocadas profundas para estirar las piernas antes del ejercicio. Párese derecho, inclínese hacia abajo desde su núcleo y extienda los dedos lo más cerca posible del suelo. Respire profundamente y mantenga esta posición durante cinco a diez segundos a la vez.
    • Alternativamente, si el estiramiento es prohibitivo, camine a un ritmo rápido durante cinco a diez minutos antes de su ejercicio. Esto ayuda a estirar y activar los músculos de una manera de bajo impacto.
  4. 4 Alterna tu rutina. Alternar entre ejercicios de alto impacto como correr o saltar con ejercicios de menor impacto como caminar o nadar puede ayudar a reducir el estrés en el área del tendón de Aquiles. Cree una rutina de ejercicios variada que alterne entre actividades de alto y bajo impacto durante la semana.
    • En términos generales, trate de no programar más de uno o dos días de actividad consecutiva de alto impacto. Si prefiere una rutina de ejercicios de mayor impacto, pruebe un programa como correr tres días a la semana y caminar dos veces por semana entre los días de carrera.
    • Recuerde también que es importante permitir que su cuerpo descanse y se recupere de una actividad física intensa. Construya días de recuperación para permitir que su cuerpo se recupere adecuadamente y se proteja de lesiones.
  5. 5 Escuche a su cuerpo. Detenga su actividad si nota algún dolor en el tendón de Aquiles y el área circundante. Descanse las piernas y reduzca su rutina si es necesario, u opte por más ejercicios de bajo impacto, como aeróbic acuático y yoga reparador.
    • Si se siente adolorido con frecuencia por ciertas actividades, hable con un entrenador personal o un profesional médico sobre lo que puede hacer para aliviar el dolor o qué ejercicios puede realizar para reemplazar el ejercicio doloroso.
    Anuncio

Método 3 de 3: Buscando ayuda profesional

  1. 1 No espere a ver a un médico. Si nota dolor o presión en el talón, programe una cita con su médico. Hágales saber qué síntomas ha estado experimentando y que está buscando evitar cualquier lesión en el tendón de Aquiles.
    • Trate de descansar la pierna y el pie tanto como sea posible entre cuando note los síntomas y cuando pueda ver a su médico.
    • El tratamiento consiste en modificación de la actividad, reposo relativo, hielo, estiramiento y fortalecimiento. El estiramiento y el fortalecimiento son mejor guiados por un fisioterapeuta.
  2. 2 Reúnase con un entrenador personal. Un entrenador personal certificado puede ayudarlo a desarrollar una rutina de ejercicios que cumpla con sus objetivos de acondicionamiento físico y aún considere qué impacto puede manejar su cuerpo. Reúnase con un entrenador personal para desarrollar un programa de ejercicios de entrenamiento cruzado que lo ayudará a maximizar los resultados mientras minimiza el riesgo de lesiones.
    • Hágale saber al entrenador que desea prestar especial atención a evitar lesiones en el tendón de Aquiles. Pregúnteles: '¿Tienen alguna recomendación de estiramientos o ejercicios que me ayuden a proteger mi tendón de Aquiles?'
  3. 3 Prueba la fisioterapia. Si cree que ya puede tener algo de estrés o daño en el área del tendón de Aquiles, considere la fisioterapia para ayudarlo a recuperarse. La fisioterapia puede incluir ejercicio, masajes y otros tratamientos físicos para ayudarlo a fortalecer y recuperar el control de su tendón.
    • Siempre hable con su médico antes de comenzar con un fisioterapeuta. En muchos casos, los fisioterapeutas pueden necesitar la recomendación de un médico para comenzar el proceso.
    • Consulte con su seguro para ver si la fisioterapia está cubierta con la remisión de un médico o si es posible que deba pagar por su cuenta.
  4. 4 Busque a un médico para un tendón ya lesionado. Si cree que ya se ha lesionado el tendón de Aquiles, busque la ayuda de un médico de inmediato. Es probable que un podólogo sea lo más útil, pero es posible que necesite una derivación de su médico de cabecera para ver uno.
    • Dependiendo de la gravedad de la lesión, su médico puede recomendar tratamientos como cambiar su rutina de ejercicios, fisioterapia o cirugía.
    • Siga atentamente las recomendaciones de su médico para su lesión y pregúnteles: '¿Qué debo hacer para evitar dañar el área en el futuro?'
    Anuncio

Preguntas y respuestas de la comunidad

Buscar Agregar nueva pregunta
  • Pregunta ¿Qué puedo hacer si contraigo tendinitis de Aquiles?Miguel Cunha, DPM
    El Dr. Miguel Cunha, podólogo certificado por la junta, es el fundador de Gotham Footcare y es un podólogo con sede en Manhattan, Nueva York. El Dr. Cunha es un cirujano de pie y tobillo con experiencia en el tratamiento de una amplia gama de afecciones de pie y tobillo, desde problemas menores hasta complejas cirugías reconstructivas de pie y tobillo. El Dr. Cunha recibió su DPM de la Escuela de Medicina Podológica de la Universidad de Temple y completó su residencia como Jefe de Residentes en el Washington Hospital Center y la Universidad de Georgetown, donde se especializó en trauma de extremidades inferiores, rescate de extremidades diabéticas y cirugía reconstructiva del pie y tobillo. . El Dr. Cunha es miembro de la Asociación Médica Estadounidense de Podología, la Asociación Médica Podiátrica de Nueva York, el Colegio Estadounidense de Cirujanos del Pie y el Tobillo y está certificado por la junta en Medicina Podiátrica.Miguel Cunha, DPMRespuesta de experto podólogo certificado por la junta Evite las actividades de alto impacto e implemente un protocolo RICE, que significa descanso, hielo, compresión y elevación. Además, pregúntele a su médico si recomienda una tobillera o una bota de leva neumática para ayudar a evitar que su tobillo se doble, lo que puede darle tiempo a su tendón para sanar.
Haga una pregunta Quedan 200 caracteres Incluya su dirección de correo electrónico para recibir un mensaje cuando se responda esta pregunta. Enviar
Anuncio

Consejos

  • Pregúntele a su entrenador atlético o médico sobre el tipo de estiramiento adecuado para usted.

Anuncio

Advertencias

  • Consulte a su médico de inmediato si siente algún estallido o dolor grave en los tendones.
Anuncio

Temas Populares

Roger Federer anunció el domingo su retiro de Roland Garros 2021 en un intento por proteger su cuerpo antes de la temporada de césped.

El squash es uno de los deportes más intensos y físicamente exigentes del mundo. De hecho, la revista Forbes lo calificó como el deporte 'más en forma'. Si bien el éxito en la cancha de squash también está determinado por la estrategia, la habilidad y la fortaleza mental, uno ...

Sharapova ingresó a la tercera ronda después de una nerviosa victoria sobre Panova Melbourne, 21 de enero (IANS), la No. 2 del mundo, Maria Sharapova, logró escapar por poco en el s.

La caca de pájaro se ve asquerosa y también es ácida, lo que significa que en realidad puede dañar las superficies sobre las que se asienta durante demasiado tiempo. Afortunadamente, limpiarlo rápidamente evitará cualquier problema, y ​​no es difícil hacerlo con un poco de esfuerzo. Hemos puesto ...



Tambaleándose después de una derrota inesperada la semana pasada, el No. 23 UW recibe a un peligroso equipo de Hawai el sábado. A continuación, le indicamos cómo ver el juego en línea sin cable.