Cómo responder a los adolescentes de boca inteligente

Una de las cosas más difíciles de la paternidad es ver a tu pequeño y dulce hijo que solía adorarte pasar a ser un adolescente que habla a la espalda con una actitud hosca. Es posible que su hijo adolescente lo esté empujando hacia la pared, pero si desea tener un hogar tranquilo, es importante que tenga un plan concreto sobre cómo castigar el mal comportamiento y fomentar el buen comportamiento. En lugar de perder los estribos, utilice los consejos de este artículo cuando responda a la actitud irrespetuosa de su adolescente.



Parte 1 de 4: Calmar la situación en el momento

  1. 1 No levante la voz. Los estudios han demostrado que gritarle a su adolescente, sin importar cuánto crea que se lo merece, en realidad empeora el comportamiento. Puede que se sienta bien a corto plazo, pero la paternidad consiste en mejorar el comportamiento de su hijo, no en hacer que usted se sienta bien. No importa lo difícil que sea, no se permita gritar en respuesta, incluso si su hijo le está gritando a todo pulmón.
  2. 2 Trate de mantener a su adolescente tranquilo. Incluso si mantiene la calma, no se siente bien que le griten. Además, debes romper con tu hijo el hábito de alzarte la voz antes de que comience a pensar que es un comportamiento aceptable.
    • Si se trata de un comportamiento relativamente nuevo, sé comprensivo con ellos y explícales por qué gritar no ayuda: 'Entiendo que estás molesto, pero gritar no hace nada más que irritarnos a los dos. Cuanto más nos emocionamos, es menos probable que lleguemos a un final feliz aquí '.
    • Si se trata de un comportamiento repetido, sea más firme: 'Hago todo lo posible para no alzarte la voz, no importa lo molesta que esté. Espero la misma cortesía de usted.
    • Si su adolescente ha adquirido el hábito de ser inteligente con usted, establezca límites firmes y estrictos en un tono confiado: 'No sé qué cree que logrará siendo sarcástico conmigo. Al final del día, sigo siendo tu padre y debes vigilar tu tono y bajar la voz antes de que duplique tu castigo '.
  3. 3 Piensa antes de hablar. Todos pueden recordar un momento en el que le gritaron a alguien sin pensar primero en lo que estaban diciendo; por lo general, te arrepientes de inmediato. Tómese unos segundos para resolver su reacción inmediata de frustración o enojo antes de responderle a su hijo. Su adolescente proviene de un lugar emocional incontrolable, pero depende de usted, como adulto y padre, hablar desde la razón.
    • No se preocupe por expresar su frustración personal; en cambio, concéntrese en lo que puede decir que realmente provocará el comportamiento deseado en su hijo.
  4. 4 Respirar. Puede ser útil respirar profundamente durante unos momentos para controlar la respiración y la frecuencia cardíaca. Al reducir conscientemente los síntomas físicos de la agitación, puede ponerse en una mentalidad más tranquila. Contar hasta diez es una herramienta útil, aunque puede llevar más tiempo controlarlo.
  5. 5 Aléjate de la situación. Si su reacción es tan fuerte que respirar profundamente y contar hasta diez no funcionan, debe tomar un descanso de la conversación y pedirle a su adolescente que haga lo mismo. Mientras se relaja, haga algo que alivie su estrés: lea un libro, haga punto, cocine, recuéstese y cierre los ojos, lo que sea que necesite hacer para sentirse mejor.
    • Estoy demasiado alterado en este momento para hablar con calma, y ​​tú también. Me preocupa que vayamos a decirnos cosas hirientes el uno al otro, así que a los demás, así que deberíamos tomarnos un descanso '.
    • 'Te quiero mucho, pero creo que tenemos que estar separados durante quince minutos antes de que podamos continuar esta discusión'.
    • —Vamos los dos a nuestras habitaciones y calmemos. Cuando me sienta listo para hablar, te espero en la sala y tú haces lo mismo si te calmas antes que yo.
    • No reinicie la conversación hasta que ambos se hayan estancado emocionalmente.
  6. 6 No seas acusador. Utilice el punto de vista de la primera persona (yo) en lugar del de la segunda persona (usted) al hablar. Cuando las emociones son altas, escuchar la palabra 'tú' una y otra vez hará que cualquiera se sienta atacado, y eso no es lo que quieres. En lugar de atacar al adolescente por su mala actitud, trate de hacerle entender cómo sus palabras y acciones hacen la vida más difícil para las personas que lo rodean, incluido usted. Por ejemplo, intente decir:
    • 'Me siento mal cuando me hablas de esta manera' en lugar de 'tienes una mala actitud'.
    • 'Me canso entre el trabajo y la limpieza después de que todos en casa' en lugar de 'nunca limpias tu desorden'.
    • 'Tu padre / madre está pasando por una mala racha en este momento' en lugar de 'tienes que ser más amable con tu madre / padre'.
  7. 7 Anticípese a los períodos problemáticos. Preste atención a las situaciones que parecen provocar el peor comportamiento de su adolescente. Puede ser que su hijo esté más irritable inmediatamente después de la escuela, pero que se calme después de haber tomado un refrigerio o una siesta. Puede ser que se porten más mal cuando tienen mucho trabajo para la escuela o cuando están peleando con un amigo o pareja.
    • Al estar alerta a las situaciones que desencadenan el peor comportamiento de su adolescente, tiene la opción de darles más libertad de acción o de disminuir su estrés de manera proactiva.
    • Sea proactivo haciéndoles la vida más fácil: tenga bocadillos esperando en la cocina después de la escuela; ayúdelos con su tarea; etc.
  8. 8 No tome sus comentarios personalmente. Si bien es muy difícil ver a su hijo pasar de ser un niño dulce y cariñoso a un adolescente combativo, debe recordar que, hasta cierto punto, su respuesta no tiene nada que ver con usted. A partir de la adolescencia temprana (12 a 14 años), un niño sano comenzará a desarrollar una conciencia nueva y, para ellos, innovadora de que los adultos, incluidos sus padres, no son infalibles. Mientras luchan por reconciliar lo que siempre han pensado de ti con esta nueva comprensión de que eres un ser humano imperfecto, es perfectamente normal que se arrepientan de vez en cuando antes de aprender a relacionarse contigo como un adulto. a otro.
    • Recuerde que no es solo su hijo. Habla con tus amigos con niños de edad similar y descubrirás que todos los adolescentes se portan mal hasta cierto punto.
  9. 9 Cambie su perspectiva sobre el comportamiento. El mal comportamiento de un niño es exasperante y es muy difícil superar la frustración que se siente. Sin embargo, será mucho más fácil para ti mantener la calma si tratas de considerar la experiencia desde su perspectiva. Piensa en tu propia adolescencia: es muy probable que les dijeras a tus padres tu parte de cosas hirientes. Algunas cosas para recordar sobre la vida desde el punto de vista de su adolescente incluyen:
    • El egocentrismo, o la creencia de que su interpretación de la situación es la única interpretación correcta posible, es una parte normal del desarrollo cognitivo.
    • El cerebro de su hijo está desarrollando la capacidad de crecer más allá del egocentrismo, pero aún no ha terminado. Por ejemplo, cuando tenían tres años, podían pararse frente al televisor y no entender que el hecho de que pudieran ver el televisor no significaba que los demás en la habitación pudieran ver a través de su cuerpo. En la adolescencia, se han desarrollado más allá de eso, pero aún queda mucho camino por recorrer.
    • El cerebro de su adolescente se está desarrollando de una manera que le permite captar la abstracción de una manera nueva y por primera vez. Las injusticias parecen estar en todas partes, pero sin la sabiduría que viene con la experiencia de la vida y sin la capacidad cognitiva para desarrollar las repercusiones lógicas de su pensamiento abstracto.
    • Debido a esto, se ponen increíblemente nerviosos por cosas que parecen insignificantes desde la perspectiva de un adulto. Pero recuerde que sus cerebros aún están desarrollando importantes funciones cognitivas que les permitirán ver la forma en que usted, como adulto, lo hace con el tiempo.
    Anuncio

Parte 2 de 4: Configurar repercusiones

  1. 1 No ignore el comportamiento. Si bien es cierto que la crianza de los hijos es un juicio diario sobre en qué colina morir, existe una diferencia entre mantener la calma y dejar que su hijo adolescente se salga con la suya. Aunque no querrás pelear con tu hijo cada vez que murmure en voz baja o pongan los ojos en blanco, sí querrás entablar conversaciones con él con la frecuencia suficiente para enviar un mensaje claro de que todo ese comportamiento es inapropiado.
    • Decida qué comportamientos tolerará y cuáles participará.
    • Un método podría ser dejar que la grosería no verbal, como los suspiros excesivos y el poner los ojos en blanco, se deslicen, mientras se involucran con comentarios verbales.
  2. 2 Sea claro acerca de sus expectativas. Si su hijo no tiene una idea clara de dónde están los límites en las interacciones familiares, no podrá permanecer dentro de sus límites. Crear un contrato explícito y escrito sobre las repercusiones de las críticas y otros malos comportamientos es una buena manera de establecer límites. Aunque la confrontación es agotadora, es muy importante que usted sea un comunicador verbal cuando su hijo rompa el contrato. Sea explícito acerca de qué partes del comportamiento o del lenguaje de su adolescente cruzan la línea entre la conducta aceptable de un adolescente y la falta de respeto problemática. Por ejemplo:
    • “Está perfectamente bien que me digas que estás demasiado cansado para limpiar tu habitación en este momento. Entiendo que tienes mucho trabajo escolar en este momento. Sin embargo, levantarme la voz de esta manera no es aceptable y siempre resultará en un castigo '.
    • Es posible que no pueda controlar poner los ojos en blanco, pero puede controlar levantar la voz y ser sarcástico. Eso cruza la línea '.
    • 'Respeto que estés molesto porque te estoy castigando; yo también estaría molesto. Pero aunque estoy molesto contigo en este momento, no te he maldecido. Puedes enfadarte conmigo, pero no puedes usar un lenguaje irrespetuoso '.
  3. 3 Tenga castigos regulares y predecibles por mal comportamiento. Si aplica castigos al azar, su hijo adolescente no recibirá un mensaje claro sobre las repercusiones de sus comentarios. Explíquele a su hijo cuáles serán las repercusiones precisas del mal comportamiento para que sepa exactamente lo que se avecina cuando se porta mal. Por ejemplo, dígales que:
    • Entiendo que eres joven y, a veces, vas a perder los estribos. Sin embargo, si nos alza la voz dos veces por semana, reduciremos su asignación a la mitad.
    • 'Usar malas palabras en esta casa resultará en ser castigado durante el fin de semana, sin excusas'.
  4. 4 Cumpla con los castigos en todo momento. Puede pensar que pasará todo el día repartiendo castigos si cumple con las repercusiones cada vez que su hijo adolescente se porta mal, ¡pero nadie dijo que ser padre fuera fácil! Si aplica castigos de manera irregular, dejándolos que se salgan con la suya a veces y que los critica en otras ocasiones, está enviando mensajes contradictorios y confundiendo a su adolescente. Los adolescentes están programados para superar los límites, por lo que los límites deben ser firmes.
    • Sabes perfectamente que si alzas la voz dos veces en esta casa te reducirán la paga. Controle su temperamento ahora mismo, o sabrá lo que se avecina.
    • 'Prometer no volver a hablar no cambia el hecho de que me acaba de responder. Sabes cuáles son las repercusiones para tu comportamiento. Depende de ti controlarte desde el principio.
  5. 5 No negocie sin una muy buena razón. Si su hijo hace algo que debería resultar en ser castigado durante el baile de graduación, puede aplazar su castigo hasta el próximo fin de semana. Después de todo, desea que aprendan una lección, no se pierdan experiencias importantes de la vida. Sin embargo, en general, no adquiera el hábito de dejar que su adolescente negocie con usted sobre las repercusiones normales. Querer ir al centro comercial con sus amigos no es una ocasión lo suficientemente especial como para merecer doblar las reglas básicas para un comportamiento aceptable.
  6. 6 Asignar tareas productivas como repercusiones. Simplemente poner a tierra a su adolescente y dejar que se cueza en su habitación no necesariamente mejorará su comportamiento. Algunos adolescentes pueden disfrutar del momento de tranquilidad para holgazanear en su habitación. En cambio, use su castigo como una oportunidad para inculcar lecciones de vida. Por ejemplo:
    • 'Entiendo que esté molesto por no obtener el videojuego que desea, pero debe aprender que hay una diferencia entre lo que gana y lo que se merece. Todos merecen un techo sobre su cabeza, ropa en la espalda, bienestar en el estómago y el amor de su familia, pero no todos tienen ni siquiera eso. Vamos a ser voluntarios juntos en un comedor de beneficencia este fin de semana para tener una idea de cuánto tienes por lo que deberías estar agradecido '.
    • 'No creo que entiendas lo hirientes que pueden ser tus palabras, así que tu castigo será escribir un ensayo sobre la historia de los insultos en este país. Demuéstreme que comprende el poder de las palabras.
    • Creo que tiene problemas para comunicarse conmigo de manera productiva. Quiero que me escribas una carta sobre cómo te sientes al respecto y que dediques un tiempo a hacerlo bien con un lenguaje respetuoso '.
  7. 7 Elimine privilegios cuando sea necesario. Esté preparado para una discusión si decide quitarle algo que valora su adolescente, pero hacerlo es la forma más efectiva de demostrarle que ciertos comportamientos simplemente no serán tolerados. El privilegio que elimine dependerá de su hijo adolescente: considere lo que él o ella valora más y no estará dispuesto a renunciar en el futuro.
    • Por ejemplo, puede quitarle el automóvil, el teléfono celular, la computadora portátil, la televisión, etc. de su hijo.
    • Establecer una fecha límite clara para cuando se restablezca el privilegio; la reinstalación dependerá del buen comportamiento en el ínterin.
    • Dígale a su hijo: 'La próxima vez que actúes así, perderás este privilegio por (x) días más. El castigo aumentará cada vez que actúes así.
    Anuncio

Parte 3 de 4: Fomentar un mejor comportamiento

  1. 1 Premie el buen comportamiento. No espere a que le molesten antes de hablar sobre su comportamiento. Cuando su hijo adolescente haga algo que le enorgullezca o le facilite la vida (limpiar los platos sin que se lo pidan, defender a un compañero acosado, etc.) sea más rápido con elogios que con el castigo cuando lo decepcionen.
    • Un sincero 'gracias' con un abrazo y un beso hará que su hijo adolescente desee seguir actuando de manera que se sienta especialmente amado y apreciado.
    • A veces, si su adolescente es especialmente bueno para reaccionar bien en una situación estresante o pasa mucho tiempo sin responder, es posible que desee darle una recompensa especial.
    • Algunos ejemplos de recompensas positivas pueden incluir comprarles algo que quieran (un videojuego, por ejemplo), inscribirlos en las lecciones que quieran (tenis, guitarra, etc.), llevarlos de excursión (un evento deportivo) o permitirles una salida. normalmente no se les permitiría participar en (ir a un concierto con amigos).
  2. 2 Sobornarlos para que se comporten bien, pero soborne cuidadosamente. La investigación sobre sobornar a los niños por su buen comportamiento es mixta: algunos argumentan que es una buena manera de desarrollar hábitos positivos, mientras que otros dicen que da como resultado niños que se comportarán correctamente solo cuando se les prometa una recompensa. El soborno puede funcionar bien, pero solo si piensa mucho en el mensaje que le está enviando a su hijo.
    • No lo enmarques como un soborno. Por ejemplo, puede darle a su hijo una asignación regular que se retiene si le habla irrespetuosamente.
    • De esa manera, no lo ven como un soborno por buen comportamiento, sino como una repercusión del mal comportamiento. En lugar de entrenarlos para que vean el buen comportamiento aberrante como algo que se recompensa de vez en cuando, verán el mal comportamiento aberrante como algo que se castiga.
  3. 3 Se un buen oyente. Los problemas de su adolescente pueden parecer triviales en comparación con los de los adultos, pero su hijo será menos combativo con usted si les demuestra que se preocupa por las cosas que los molestan. Encuentre formas de conectarse con su adolescente sobre los problemas normales de los adolescentes:
    • Recuerdo lo difícil que era permanecer despierto en la escuela cuando tenía tu edad. Demonios, todavía tengo problemas para mantenerme despierto en el trabajo ahora. Pero tus notas están bajando, así que permíteme compartir algunos de los trucos que uso para asegurarme de tener energía durante el día '.
    • 'No hay nada peor que sentir que tus amigos están hablando de ti a tus espaldas. Dime cómo te las arreglas.
  4. 4 Se un buen modelo a seguir. Piense en cómo se comporta con su hijo: ¿pone los ojos en blanco o pelea con su pareja frente a él? Si es así, los está haciendo creer que tal comportamiento es aceptable. Los niños aprenden imitando el comportamiento de quienes los rodean, y aunque no siempre puedes controlar el comportamiento de los que los rodean (en la escuela, en la televisión, etc.), puedes controlar el comportamiento que les estás modelando.
  5. 5 Coman juntos en familia. Entre el trabajo, la tarea, los amigos e Internet y la televisión, puede ser difícil reunir a todos los miembros de su familia a la mesa para cenar, pero los estudios han demostrado repetidamente que las comidas familiares regulares son un indicador comprobado del comportamiento deseable en los niños de todos. siglos. Haga de las comidas familiares una prioridad.
    • Use ese tiempo para preguntarle a su hijo qué le está yendo bien en estos días y qué lo molesta.
    • Esta es una forma de dejarles desahogar sus frustraciones de una manera que realmente construya el vínculo entre padres e hijos.
    • Sin conversaciones regulares como esta, solo escuchará acerca de sus frustraciones cuando se acumulen y estallen en una discusión.
    Anuncio

Parte 4 de 4: Lidiar con problemas serios de comportamiento

  1. 1 Coordine sus esfuerzos con otros adultos. Dicen que 'se necesita una aldea para criar a un niño', y hay mucho de verdad en esa declaración. Hay muchos otros adultos que entran en contacto con sus hijos, y probablemente su hijo los trata tan mal como a usted. Comuníquese con ellos para coordinar un esfuerzo por crear límites y promulgar la disciplina de una manera sistemática para frenar el problema de actitud de su adolescente.
    • Programe una reunión con el consejero escolar de la escuela para discutir los problemas de comportamiento que su hijo pueda tener en la escuela y un plan de acción para frenar dicho comportamiento.
    • Hable con los maestros individuales de su hijo, si es posible. Elabore un sistema de repercusiones para la conversación interna que se extienda desde el hogar hasta el aula y entre todos los maestros de su hijo.
    • Por ejemplo, puede pedirle a los maestros que le notifiquen si habla en contra en la escuela para que pueda disciplinar al niño mediante tareas adicionales, castigo, etc. en casa.
    • Si su hijo pasa mucho tiempo en la casa de un amigo en particular, mantenga una comunicación regular con los padres de ese amigo. Si se siente cómodo con su estilo y capacidades de crianza, dígales que deben sentirse libres de disciplinar a su hijo como lo harían con el suyo por cualquier mal comportamiento que presencian en su hogar.
  2. 2 Inscribe a tu adolescente en un deporte. Los estudios han demostrado que practicar deportes de una manera estructurada y orientada al equipo durante un período prolongado de tiempo hace mucho más que simplemente mantener a los niños en forma; también se correlaciona con calificaciones más altas, una disminución de los problemas de conducta y una mayor autoestima. Un deporte de equipo también proporcionará a su adolescente una figura de autoridad positiva en el papel de entrenador; un buen entrenador promoverá un comportamiento social saludable y brindará apoyo emocional que su adolescente simplemente no estará dispuesto a recurrir a usted. Además, el vínculo que se espera que se cree entre su hijo y sus compañeros de equipo creará un sentido de pertenencia y orgullo, tanto para el equipo como para la escuela, que se correlaciona con un mejor enfoque y comportamiento.
    • Elija un deporte que realmente le guste a su adolescente; Obligar a su adolescente problemático a hacer algo que no le gusta activamente probablemente no mejorará su comportamiento.
    • Investigue al entrenador antes de permitir que su hijo se una al equipo. Organice una reunión para hablar con ellos y hable con los padres de otros niños del equipo para asegurarse de que las metas del entrenador para el desarrollo del carácter coincidan con las suyas.
    • Hable con el entrenador con franqueza sobre los problemas que tiene en casa con su hijo adolescente, para que sepa qué esperar y pueda formular un plan sobre cómo abordar estos problemas.
    • Muestre interés en la participación del equipo de su hijo. Vaya a todos los juegos a los que pueda asistir y sea un partidario vocal. Anime a su hijo y llore con él cuando pierda.
  3. 3 Asista a la terapia familiar funcional (FFT) con su hijo. Incluso si cree que los problemas residen solo en su hijo, usted, como padre, debe estar dispuesto a hacer un trabajo serio si desea que el comportamiento de su hijo mejore. FFT se recomienda para las familias de niños de 11 a 18 años de edad que demuestren problemas de comportamiento graves, incluida la delincuencia y la violencia. La terapia se centra en cinco dimensiones: compromiso, motivación, evaluación relacional, cambio de comportamiento y generalización.
    • Compromiso: los terapeutas de FFT desarrollan una relación cercana con todos los miembros de la familia y están disponibles para ellos en un grado mucho mayor que los terapeutas que no son de FFT. La relación del terapeuta es mucho más íntima que con otros tipos de terapia.
    • Motivación: el terapeuta ayudará a redefinir la diferencia entre culpa y responsabilidad, una línea que a menudo se vuelve borrosa. El objetivo es cambiar la dinámica familiar de una dinámica de culpa a una de esperanza.
    • Evaluación relacional: el terapeuta proporcionará un análisis objetivo de la dinámica entre los miembros de la familia a través de la observación y el cuestionamiento. Intentarán cambiar la percepción de los problemas familiares desde perspectivas individuales a una perspectiva de relación, en la que los miembros de la familia ven la conexión de la unidad familiar y cómo funciona en conjunto, en lugar de centrarse en sí mismos como una unidad aislada dentro de una estructura familiar.
    • Cambio de comportamiento: el terapeuta equipará a su familia con técnicas de resolución de conflictos y métodos de comunicación que le ayudarán a superar el mal humor y los problemas familiares de una manera más constructiva.
    • Generalización: creará un plan sobre cómo extender lo que ha aprendido en las sesiones de FFT a su vida más allá de la terapia.
    • FFT generalmente implica 12-14 sesiones realizadas en el transcurso de 3-5 meses.
  4. 4 Asista a la terapia familiar basada en el apego (ABFT) con su hijo si sufre problemas de apego de los padres. La teoría del apego postula que la relación que los bebés desarrollan con sus cuidadores en los primeros años de vida continúa afectando sus relaciones y comportamientos a lo largo de su vida adolescente y adulta. Si usted, como padre, no pudo brindarle a su hijo un entorno seguro y enriquecedor en la infancia, no es razonable esperar que supere sus problemas de apego por sí mismo cuando sea adolescente, incluso si ahora es un mejor padre para él que estabas antes.
    • Las sesiones de ABFT suelen durar entre una hora y una hora y media y se realizan una vez a la semana.
    • Comienza con la pregunta de '¿por qué usted (el niño) no recurre a sus padres en momentos de crisis o necesidad?'
    • El terapeuta se reunirá con los miembros de su familia tanto en un contexto grupal como en sesiones individuales.
    • Las sesiones individuales guiarán a su adolescente a través de recuerdos difíciles de la infancia que deben abordarse y tratarse para lograr un cambio de comportamiento positivo.
    • Las sesiones llevadas a cabo solo con los padres ayudarán a los padres a resolver los problemas de apego que podrían sufrir de ellos mismos y cómo sus problemas están siendo revisados ​​por sus hijos.
    • Las sesiones familiares completas proporcionarán un espacio seguro para que sean honestos entre ustedes y creen un plan para mejorar la dinámica familiar en el futuro.
    Anuncio

Preguntas y respuestas de la comunidad

Buscar Agregar nueva pregunta
  • Pregunta ¿Cómo trato con mi hijo adolescente que amenaza con suicidarse? Debería sentarse y hablar con ellos y decirles que el suicidio es algo muy serio y triste de amenazar. Hágales saber que si realmente tienen pensamientos suicidas, necesitan ver a un terapeuta. Si continúan haciendo estas amenazas, es posible que desee considerar la terapia o incluso la medicación psiquiátrica.
  • Pregunta ¿Debería azotar a mi adolescente? No nunca. Creará un vínculo terrible entre usted y el adolescente y probablemente empeorará las cosas. Hable con ellos sobre los problemas que tiene y, si es necesario, obtenga ayuda de profesionales (es decir, médicos, terapeutas).
  • Pregunta ¿Qué debo hacer si mi adolescente se niega a entregar su teléfono? Puede llamar al proveedor de servicios inalámbricos y cortar el servicio a su teléfono para que no puedan usarlo.
Haga una pregunta Quedan 200 caracteres Incluya su dirección de correo electrónico para recibir un mensaje cuando se responda esta pregunta. Enviar
Anuncio

Consejos

  • Los adolescentes pueden decir cosas increíblemente hirientes porque no consideran las consecuencias. Como padre, es su responsabilidad mostrarles las consecuencias que pueden ocurrir cuando son groseros con los demás.
  • ¡Mantén la calma y no hagas arrebatos irracionales, agresivos o impulsivos!
  • Recuerde que la mayoría de las veces, cuando su adolescente está siendo inteligente con usted, es por las hormonas. No te tomes en serio lo que dicen, porque la mayoría de las veces no lo dicen en serio.

Anuncio

Temas Populares

La temporada 18 de The Voice se estrena esta noche, 24 de febrero de 2020, a las 8 p.m. Eastern en NBC. El programa comienza con un episodio de audición a ciegas, pero cada temporada varía en su horario.

Cómo calentar las manos. Las manos y los pies fríos son una parte natural de cómo su cuerpo regula su temperatura y lo mantiene vivo. Cuando su cuerpo detecta frío (incluso si su mente no registra el frío), comienza a redirigir más sangre a ...



5 cosas que debes saber sobre el Shanghai Masters.

El enfoque mental positivo de Wawrinka es el principal arquitecto de su notable transformación.

Un pequeño paso; una bola de luna gigante para Wozniacki



'Supernatural' tiene su estreno de invierno de la temporada 14 esta noche. Obtenga el resumen sobre cómo ver el programa en línea a través de transmisión en vivo sin cables.